Consejos Saludables Remedios Naturales

¿Puedo prevenir la diabetes con remedios caseros y ejercicio?

cómo evitar la diabetes
Written by admin
5 (100%) 2 votes

Peligros de la diabetes

La diabetes es una enfermedad peligrosa, crónica, y se presenta cuando el páncreas produce un volumen insuficiente de insulina (o no la produce), que es la hormona encargada de procesar los carbohidratos, las grasas y las proteínas que ingerimos en los alimentos.

La diabetes tipo 2 solía afectar a personas mayores de 18 años, pero en la actualidad, es creciente el número de casos diagnosticados en niños, lo cual es alarmante. Para combatir este flagelo la mejor arma es saber cómo prevenir la diabetes tipo 2 y la mejor forma es con alimentación y ejercicio.

Si la enfermedad no es debidamente controlada, sus complicaciones pueden llegar a ser muy serias. ¿Cómo puede controlarse?

Cómo debe ser la dieta de un prediabético

La adquisición de buenos hábitos alimentarios es uno de los elementos fundamentales para prevenir la aparición de la diabetes tipo 2. También contribuye a reducir la posibilidad de padecer hipertensión o aumentos del colesterol, factores que se suelen asociar a la aparición de la diabetes.

El exceso de peso aumenta las probabilidades de padecer diabetes tipo 2, principalmente cuando la obesidad se localiza en la zona abdominal.

¿Qué podemos comer para evitar la diabetes?

La alimentación apropiada para prevenir la aparición de diabetes tipo 2 es una alimentación variada y equilibrada, como la dieta mediterránea, que de acuerdo a estudios realizados, disminuiría la aparición de casos de diabetes, un 50% más que la dieta hipocalórica tradicionalmente recomendada para la prevención de esta enfermedad. Pero de todas formas, la dieta hipocalórica tiene sus beneficios.

Otras dietas recomendadas son las que tienen bajo consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono, azúcares, harinas, arroz, pasta, papas, legumbres, pan y cereales. En compensación, estas dietas aumentan el consumo de alimentos ricos en proteínas (carnes, huevos, pescado) y de alimentos grasos como el aceite de oliva u otras grasas beneficiosas para el sistema cardiovascular. Estas dietas producen una mayor pérdida de peso que la dieta hipocalórica tradicional.

Durante mucho tiempo se recomendó evitar los azúcares para disminuir el riesgo de padecer diabetes, pero actualmente se sabe que no es suficiente, que también debemos controlar la ingesta de alimentos con harinas refinadas (pan blanco, cereales refinados, arroz blanco o bollería en general) que pasan a la sangre casi tan rápido como los azúcares.

Estos alimentos provocan un aumento en la demanda de insulina al organismo, por lo que serían un factor de riesgo para la aparición de la diabetes tipo 2. Se recomienda ingerir alimentos menos refinados y con mayor contenido de fibras como panes de centeno, quinoa o avena, arroz integral. Como estas harinas tienen una digestión más lenta, tienen menor incidencia sobre los niveles de glucosa en sangre y brindan una mayor sensación de saciedad.

La alimentación del diabético debe repartirse en 5 o 6 ingestas diarias con el objetivo de disminuir el impacto en los niveles de glucosa que dichos alimentos provocan. También permite disminuir el apetito y evitar el aumento de peso.

Remedios naturales para controlar el azúcar en sangre

El alto nivel de glucosa en la sangre puede ser controlado con una dieta de elevado contenido de fibras, ajo y arroz.

Entre las propiedades del ajo está la de controlar las peligrosas varia­ciones en la lectura del azúcar en la sangre. Recomendación: tome 3 dientes de ajo, triturados, todas las mañanas con 1 vaso de zumo de naranjas.

Otras plantas medicinales que controlan el nivel de azúcar en la san­gre: el hinojo, el cardo dorado, el arándano, el apio, la verbena, el coriandro, el pensamiento. Prepare cocimientos o infusiones con estas plantas y beba 1 taza todos los días.

Ejercicio fisico

La práctica de ejercicio frecuente mejora la presión arterial, los niveles de colesterol, favorece la resistencia a la insulina (elemento clave para el desarrollo de la diabetes), además de permitir el control del peso corporal. También son importantes los beneficios psicológicos que el ejercicio aporta, como la disminución de la ansiedad y al aumento de la autoestima. El sedentarismo es uno de los factores que influye en la aparición de la diabetes.

El principal beneficio del ejercicio físico está en el gasto energético, por lo que cualquier ejercicio es beneficioso, como caminatas a velocidad, nadar, montar en bicicleta, trotar. El consumo de glucosa es mayor mientras se está realizando el ejercicio.

También se estimulan las fibras musculares para que puedan realizar el transporte de la glucosa al interior de las células, produciendo un efecto similar al de la insulina. Para que tenga lugar el efecto similar al de la insulina, debemos practicar ejercicio durante más de media hora. Un punto interesante es que el beneficio se prolonga por las siguientes 12 a 24 horas luego de finalizada la actividad, de allí que se aconseja practicar ejercicio a diario o al menos día por medio.

Es aconsejable que la inclusión del ejercicio se realice de manera placentera, para eliminar la ansiedad y tensiones, pero debe tener una intensidad moderada, no muy suave, pues los beneficios disminuirían. Es aconsejable consultar con el médico tratante antes de comenzar con los ejercicios físicos, él es quien puede orientarnos respecto al tipo de ejercicios más apropiado en nuestro caso y la intensidad que debemos darle.

About the author

admin

Leave a Comment